Introducción a la permacultura: ideas fundamentales y visión general

Definición de permacultura

Resulta bastante difícil definir lo que es la permacultura. Unos dicen que es una filosofia de vida. Otros consideran que es un grupo de ideas o un sistema de diseño. Para entender lo que es la permacultura lo mejor será empezar por su nombre.

Permacultura viene de la palabra inglesa Permaculture. "Permaculture" a su vez es un portmanteau de dos palabras "Permanent Agriculture" es decir agricultura permanente. La primera vez que se empleo esta palabra fue en 1978. En ese momento el concepto de permacultura no era tan amplio como lo es ahora. Posteriormente se extendio la idea de agricultura permanente a la de cultura permanente ya que muchos consideran que no se puede llegar a un sistema de vida sostenible sin considerar otros aspectos como los sociales, políticos y económicos.

Entonces podemos llegar a la conclusión de que efectivamente la permacultura es mucho más que una técnica de agricultura: es una filosofía, una forma de vida y un sistema de diseño que intenta ser sostenible y garantizar la continuidad de los recursos naturales.

Los inicios de la permacultura

Los primeros precursores de la permacultura se dan a partir de la tercera decada del siglo XX. Diferentes autores empiezan a considerar la idea de que es posible una agricultura permanente y más sostenible que no agote el terreno.

Se empiezan a hacer diferentes pruebas como por ejemplo un sistema de cultivos mixtos con plantas bajas y árboles. Otras personas sugieren la jardinería y la agricultura sin necesidad de cavar, es decir de siempra directa, sin necesidad de labrar el terreno. También empieza a cobrar importancia la idea de la agricultura natural.

Los tres pilares básicos de la permacultura

Bastantes años despues el australiano David Holmgren, a quien se le atribuye el primer uso de la palabra permacultura diseña una ética para la permacultura basada en tres pilares:

  1. Cuidado y conservación de la tierra: es el primero de los tres pilares ya que se considera que sin una tierra fértil la vida no puede desarrollarse adecuadamente.
  2. El cuidado de las personas: se trata de garantizar que cada ser humano pueda tener acceso a lo que necesita para vivir.
  3. El reparto justo: intenta garantizar la continuidad del ciclo evitando el acaparamiento de recursos y asegurándose de que los residuos se reutilizan de manera adecuada.

La ética de Holmgren hace incapié en la importancia de considerar cada elemento del planeta como un valor en sí mismo sin importar si le resulta útil o no al hombre. De igual manera Holmgreen recalca el equilibrio que debe existir entre la responsabilidad y la libertad y pone de manifiesto la necesidad de cuidar no sólo de uno mismo y de su familia más cercana sino de toda la comunidad.

Un aspecto fundamental del primer principio es el minucioso estudio de los ciclos naturales de los materiales que se desean producir. Deben ser respetados y diseñados de manera que la renovación de los mismos y el reparto se produzcan de manera justa.

Se puede ver mejor con un ejemplo. Supongamos que se desea obtener madera de una determinada especie para fabricar muebles o suelos. Digamos Roble. Y se va a demandar la cantidad a un ritmo mayor que lo que tarda el árbol en crecer la continuidad del recurso no será posible. Aquí se mezclan el primer principio ético de la permacultura con el tercero. O bien se planta otra especie con un ciclo vital más corto. O bien sólo unos pocos tendrán acceso a la madera en un momento dado. (Una vez esquilmado el bosque ni siquiera esos "pocos"). Esto es lo que intenta evitar el tercer pilar básico de la permacultura.

El efecto de borde y su aplicación en la permacultura

Se conoce como efecto de borde al aumento de biodiversidad que se produce donde dos ecosistemas muy dispares se encuentran. El efecto de borde se puede dar de manera natural. Por ejemplo en los litorales marítimos. Se ha comprobado que en las zonas costeras la productividad y la interrelación entre flora y fauna es mucho mayor.

Este fenómeno también se puede dar de manera artificial. En la permacultura se intentan buscar las relaciones beneficiosas que se producen en los bordes de los ecosistemas. Para ello se utilizan diseños en espiral. La espiral aumenta la superficie de borde disponible. Otro ejemplo es el diseño de estanques con bordes ondulatorios.

Las zonas de la permacultura

La permacultura clasifica los espacios en cinco zonas. Siendo la zona uno la más cercana a la casa y la zona cinco la más alejada. En la zona uno se ubican los elementos que requieren de una atención continua: cultivos para ensaladas, plantas aromáticas, frutas del bosque, una pequeña compostera, bancales elevados, etc. Los cultivos en la terraza de un piso también estan considerados como zona uno.

La zona cinco es una zona completamente salvaje en la que no existe intervención humana alguna. Entre estos dos extremos se establecen con el orden más adecuado los recursos necesarios para la vida con un diseño inteligente.