Carne roja, cáncer y cultura

carnes-rojas-oms-cancerigena-enfermedades-degenerativas-declaracion

carnes-rojas-oms-cancerigena-enfermedades-degenerativas-declaracion

Cuando a la gente le tocas “lo suyo”, corre sangre.

Lo suyo son las tradiciones. Lo suyo es lo social. Lo suyo son los placeres. Lo suyo es su identidad,… Y la carne, es todo eso. Sí. Comer carne es tradición, es social, es un placer y es una identidad.

El tema de la carne siempre ha sido muy complejo de tratar. Antes, mucho antes incluso de esta declaración de la OMS.

Lo que dice la OMS tiene ahora tanta importancia porque respalda lo que muchos médicos (hippies), nutricionistas (alternativos), naturópatas (los de las hierbas…) y otros tantos profesionales ya vienen diciendo hace muchos años. Pero ahora, lo dice un organismo oficial. ¡Y con la iglesia hemos topado! Porque, que nos lo diga un hippie vale, total está mal de la azotea. Pero si nos lo dice un organismo oficial… ya le vemos las orejas al lobo. Porque, seamos honestas/os, el cáncer no nos preocupa. Solemos pensar que el cáncer es algo que ocurre a otros, en otras familias, pero no a mi. A mi lo que me ocurre es que ahora pretenden quitarme la carne.

Señores, señoras, no es porque lo diga la OMS. No es porque lo digan los hippies ecologistas antiespecistas. No es porque haya ninguna industria de carnes vegetales detrás que intente sacar tajada del asunto,… No es nada de eso. Es una realidad contrastada.

Pero no, no la aceptes sin más. Yo tampoco soy buena en eso. Tan sólo prueba.

Olvídate de los estudios, de las comparativas de cáncer en poblaciones sobrealimentadas a base de cárnicos versus poblaciones (eminentemente) vegetarianas. Olvídate del colesterol, de la hipertensión, de la acidez en la sangre, del sobrepeso, de la contaminación (brutal) que la industria cárnica supone para el planeta, de la deforestación de bosques para cultivar alimento para el ganado, de la esclavitud animal. Olvídate de los transgénicos que comen los animales que luego ingieres. Olvídate de los antibióticos y medicamentos que inyectan en sus cuerpos, y que luego pasan a ti.

Olvídate de todo eso. Y prueba.

Da igual lo que digan la OMS, “los hippies” y “los de las medicinas alternativas”. Da igual todo. No escuches nada. Pero prueba. Prueba un mes. Sólo un mes.

No es necesario que dejes la carne por completo, pero durante esos 30 días te invito a que consumas carne una sola vez a la semana.

Ni solomillos, ni chorizo, ni jamon york, ni pechugas de pollo, ni pavo, ni croquetas de carne, ni tocino en el puchero,… durante 6 días a la semana. El séptimo haz lo que quieras (con moderación y sensatez).

No lo digas a nadie, o te darán la brasa… Sólo ponlo en práctica, y permanece atenta/o a lo que ocurre.

Muy probablemente te encontrarás con más energía. Descansarás mejor. Te sentirás más ligera/o. Tus digestiones serán menos pesadas. Tu aliento más fresco (del olor de las heces ni hablemos…). Rendirás más y mejor a nivel mental, y tendrás menos dolores de cabeza. Y esto sólo con un mes.

Pero no, tampoco me creas a mi. No creas nada de lo que te digo que ocurrirá.

Sólo hazlo. Prueba. Y entonces… sólo entonces, cuestionate si sigues queriendo para ti esa tradición, ese acto social, ese supuesto placer, y esa identidad.

Yo, sin duda, elijo encontrarme mejor. Ser más coherente con mis principios éticos, y remodelar ciertas tradiciones y placeres con los que ya no me identifico. No tiene por qué ser la opción válida para ti. Pero lo que está claro es que si nunca la pruebas, nunca lo sabrás.

Y quien sabe, quizá te estés perdiendo una vida de más calidad y salud 😉


 

Si quieres contar con mi ayuda profesional, puedes hacerlo aquí

También puedes conseguir productos naturales y ecológicos en mi tienda online

Y suscribirte a mi boletín de noticias semanal donde aprender mucho más sobre medicina natural.

 

 

Sanacea
Sanacea
Hola, soy Nuria, naturópata y madre de una niña adorable. He creado esta web para compartir contigo información que considero muy importante para nuestra salud y bienestar, y que desgraciadamente muchas veces desconocemos. Aquí podrás encontrar información sobre medicinas alternativas, terapias y tratamientos naturales, alimentación, libros y recursos recomendados, etc. Todo ello creado desde un profundo respeto hacia lo que somos, hacia la naturaleza, y hacia el resto de los seres vivos que nos acompañan en este viaje. Es un placer tenerte entre mis líneas, y estaré encantada de que compartas conmigo dudas, sugerencias o cualquier otra cosa que desees hacerme llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *